Tokio Blues

La novela que  no puedes  odiar.

Por Karla López

Haruki Murakami  es reconocido por ser muy descriptivo con cada una de sus novelas, pero Tokio Blues tiene todo un giro, pues de pasar a ser una novela romántica con pequeñas perdidas  pasó a ser  la novela que se basa en la pérdida de un ser querido,  en cómo se afronta una muerte de manera equivocada, la forma de querer llenar ese espacio que deja un muerto y hacer del amor una necesidad para poder soportar el dolor, esto llena de vulnerabilidad a los personajes principales.

Es una novela llena de romances, drama y tragedia; al principio de este libro la historia parece no tener un rumbo y las letras pueden ser desconcertantes, lo extraño y fascinante de esta historia comienza en el instante que Kizuki, personaje que parece no tener importancia hasta el momento, se suicida pues es ahí donde todo cambia. Es como si las primeras letras escritas fueran imaginadas a color y de un momento a otro todo se vuelve gris, pues los personajes comienzan a tener una vida llena de complicaciones; embrollos que son ocasionados por ellos mismos, pues al  no aceptar la muerte de Kizuki su vida comienza a llenarse de vacío.

El romance y la seducción  aparecen meses después de que Kizuki se quita la vida, pues  entre Naoko, novia de Kizuki, y Watanabe, mejor amigo de él, la atracción  es evidente. La forma en la que Murakami describe este romance es de una manera pasional y no tanto amorosa, es el consuelo por llenar el hueco que dejó Kizuki al suicidarse.

La historia parece no tener un final pues los dos personajes enamorados deciden comenzar una vida nueva lejos uno del otro y pensar que de esta forma los dos se sentiran mejor, pero no es así pues se hace una dependencia mutua y en cada encuentro que tiene Naoko con Watanabe no existen más que conversaciones que no dan nada por certero de si más adelante podrá haber un romance entre estos dos personajes. Tokio Blues es una novela diferente con todo tipo de personalidades,  el tema de la muerte y de cómo los seres queridos  de la persona muerta tienen que afrontar su ida, pues la fortaleza no es algo que tengan estos dos personajes principales, la historia está llena de controversias, la imaginación y el drama al que conduce este libro es extenso puede hacer llorar como reír.

No todo en este libro es drama y tragedia, la historia se basa también en Watanabe y sus estudios, sus amistades y sus relaciones poco amorosas pero muy complicadas; encuentros con gente  distinta, desde la persona más ordenada y estudiosa hasta la chica más extrovertida Midori, donde se genera otra historia dentro de la misma. Con cada uno de sus renglones Murakami hace imaginar una infinidad de situaciones, complicadas y amorosas, donde las decisiones que toma Watanabe mantendrán atento al lector.

Tokio Blues lleva a distintas ciudades y lugares, las palabras las convierte en emociones, esas emociones pueden ser tanto agradables como desagradables; un libro que puede ser amado como odiado.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s