Un mundo feliz de Aldous Huxley

Por Eduardo Luna

¿Qué le depara el futuro a la humanidad? Es una pregunta que se ha hecho desde tiempos primitivos. Siempre incierto, siempre inquietante; el futuro es para el humano fascinante e intimidante. El escritor británico Aldous Huxley presenta en su obra más famosa, “Un mundo feliz”, a una sociedad utópica, donde cada ser humano es “creado” para ser joven y feliz hasta el último de sus días. En este mundo no existe la tristeza, la soledad ni la enfermedad. Nadie teme a la muerte.

No existen conceptos tales como “madre” o “padre”, pues son considerados como obscenos y arcaicos. Los humanos son creados en envases; cada uno tiene características fisiológicas y psicológicas perfectas para desempeñar el trabajo para el cual ya está predestinado. Existen castas superiores e inferiores, siendo las primeras las que se desenvuelven en la ciencia, las artes y en los centros de incubación humana; las inferiores realizan trabajos industriales y agrícolas, pero  nadie es infeliz puesto que todos han sido programados para amar lo que hacen.

Además nadie sufre en las relaciones sentimentales; el lema que se lleva en alto es: cada uno pertenece a todos los demás. De este modo nadie está obligado a “encadenarse” a una relación duradera y las palabras “matrimonio” y “familia” son motivo de sorna.

Sin embargo, en este mundo perfecto no hay cabida para los que son diferentes, independientes y libres pensadores. Cualquiera que cometa tales crímenes en contra de la estabilidad, son desterrados de cualquier ciudad civilizada. Asimismo, existen en el mundo reservas de “salvajes”, donde las personas enferman y envejecen, las mujeres se embarazan y dan a luz; aún usan conceptos primitivos como “Dios” y “alma”.

El protagonista de la historia, Bernard Marx, pertenece a la casta de categoría más alta, sin embargo su físico corresponde a una inferior, lo que le convierte en blanco de burla. Fascinado con la cultura salvaje, debe decidir qué es mejor para él: continuar siendo parte del sistema o pensar diferente y ser exiliado.

Esta obra retrata hasta dónde es capaz el ser humano de llegar para mantener la estabilidad y economía, y qué es capaz de sacrificar con tal de lograrlo. No hay duda del porqué es considerada como una obra vigente y que muestra el ingenio de su autor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s